Prolonga la vida de tu caldera con Riesma: La limpieza

La limpieza

Los radiadores también precisan de mantenimiento anual. La clásica purga de radiadores es una tarea en principio sencilla; pero como cada fabricante y modelo tiene sus propias características, Riesma te ofrece este servicio para la perfecta puesta a punto de tus radiadores.

Además es necesaria una limpieza periódica de la caldera (sobre todo si están instaladas en terrazas ó patios) ya que, a la larga, la suciedad puede repercutir en su funcionamiento.

En este caso recurre siempre a un paño húmedo y evita el uso de productos de limpieza abrasivos. Recuerda que es imprescindible que cortes el suministro eléctrico, así como el paso del gas o combustible por el dispositivo mientras estés limpiándolo.

Otros elementos que hay que limpiar de forma habitual son los tubos de evacuación y las rejillas de salida, para evitar obstrucciones provocadas por la acumulación de suciedad.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies