distracciones al volante

Evita las principales distracciones al volante

Muchos de los accidentes de tráficos y percances al volante vienen provocadas por elementos externos que nos generan distracción, y por lo tanto, elevar las posibilidades de provocar un siniestro. En el siguiente artículo os recogemos algunas ideas extraídas del Primer Barómetro de las distracciones realizado por el Real Automóvil Club de España (RACE) y que Guía Repsol resumía en este interesante artículo hace unos días.

Usar el teléfono móvil

Manejar el teléfono móvil mientras conducimos o escribimos mensajes de texto en Whatsapp, por ejemplo, pueden suponer un porcentaje triplicado de riesgo. Pensad que al utilizar el teléfono móvil solo disponemos de una sola mano para coger el volante, quitamos la vista de la carretera, y nuestra atención se puede olvidar de la conducción y centrarse en la conversación.

La ley sanciona con la pérdida de 3 puntos del permiso y el pago de una multa de alrededor de 200€, en este pasado 2014.

Si debemos atender una llamada urgente o escribir un mensaje, lo recomendable es parar en una estación de servicio y hacerlo tranquilamente.

Programar el GPS, manipular la radio…

Usar un aparato de GPS mientras estamos conduciendo provoca que eliminemos la atención de la carretera, de la circulación, y por lo tanto nuestra capacidad de reacción sea muchísimo más lenta ante cualquier escenario de peligro. Además, nosotros mismos, podremos provocar un accidente puesto que no estamos atentos por donde circula nuestro vehículo.

Usar navegadores, cascos y auriculares está tipificado con la pérdida de 3 puntos y multa de 200€.

En este caso el uso de este tipo de aparatos debe recaer por parte del copiloto, y si vamos solos en el coche, deberemos de programar la ruta antes de salir. Si hay que reconducir la ruta, pararemos en una zona habilitada y lo haremos con el vehículo parado.

Conducir cansado o fatigado

Si vas a viajar, descansa lo necesario y duerme las horas que sean óptimas para un buen rendimiento al volante. Realiza paradas frecuentes en el camino e hidrátate.

La DGT suele aconsejar un descanso cada dos horas o cada 200 kilómetros, aunque si notas agotamiento, hazlo de inmediato, descansa, y retoma la marcha cuando estés recuperado.

Si vas a realizar un viaje largo, lo ideal es turnarse al volante, siempre que sea posible.

Los estados de somnolencia son extremadamente peligrosos y pueden suponer un grave accidente sin darnos cuenta.

Preocupaciones personales

Es muy complicado dejar a un lado las preocupaciones que nos dan vuelta en la cabeza en nuestro día a día pero es cierto que son un elemento muy preocupante que puede suponer peligros al volante.

Problemas en el trabajo, con la familia, problemas económicos… y cualquier situación estresante de este tipo, afecta al ánimo y atención del conductor, restando la capacidad de reacción y atención.

Es una de las más difíciles de evitar, pero de vital importancia a tener en cuenta. Deja los problemas fuera del coche.

Distracciones generadas por los acompañantes o mascotas

La RACE ha comprobado que las posibilidades de que el conductor se distraiga aumentan cuantas más personas viajen con él.

En concreto, se debe tener especial cuidado cuando se viaja con niños y mascotas. En lo que se refiere a los niños, hay que procurar mantenerles entretenidos para evitar rabietas que puedan disminuir la concentración del conductor.

Si vas a viajar con mascotas, hazlo en dispositivos adaptados para que ellas viajen seguras y cómodas, y evita las distracciones al volante!

distracciones al volante

Foto: noticias.coches.com



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies